PLAYA DE ESQUINZO

PLAYA DE ESQUINZO

Cada vez que compartimos en las redes sociales, alguna imagen de la norteña Playa de Esquinzo, siempre sale el comentario, ¿pero esa playa no está en el sur de Fuerteventura?. Muchos la confunden con la playa de Esquinzo-Butihondo. Y la verdad es que, tener topónimos repetidos en Fuerteventura, no ayuda a situarnos. Pero esta isla es así, singular hasta en su toponimia. 

Antes de hablarte de la playa de Esquinzo, y de las viejas leyendas que encierra, ¿sabías qué, hay más topónimos duplicados en Fuerteventura?. Por ejemplo, hay dos Montañas de la Muda, una de ellas está en el municipio de Puerto del Rosario, y la otra, en el de Pájara. Si conoces más nombres de lugares que se repitan, te invitamos a que nos dejes un comentario, o mándanos un email a [email protected]

Ahora sí…

Playa de Esquinzo.

La Playa de Esquinzo que hoy traemos, se encuentra en el municipio de la Oliva, entre las localidades de Cotillo y Tindaya, concretamente en la desembocadura del barranco de Esquinzo.

BARRANCO DE ESQUINZO
BARRANCO DE ESQUINZO

Esta playa no la encontrarás en los circuitos turísticos clásicos de la isla. No en vano, para llegar hasta ella hay que hacerlo a través de pistas de tierra, sin asfaltar.

La Playa de Esquinzo, es una pequeña ensenada en forma de herradura. Aunque es algo rocosa, su suelo está compuesto de arena dorada y callaos. Mide poco más de 300 metros de longitud y su anchura media roza los 30 metros. Al igual que otras playas de la costa Oeste de Fuerteventura, como la de Jarugo, o la de los Molinos, esta de Esquinzo, también está flanqueada por altos escarpes que la protegen del bravío mar y de los vientos dominantes.

La belleza de la playa de Esquinzo se hace patente en las bajamares. En esos momentos, cuando la línea de mar se retira, se abre ante nosotros una onírica playa. La arena mojada hace de improvisado espejo. En ella se reflejan rocas, escarpes y paseantes. Además, si este espectáculo coincide con el atardecer y con la compañía de la persona amada, entonces…¿qué más puedes pedir?

PLAYA DE ESQUINZO AL ATARDECER
PLAYA DE ESQUINZO AL ATARDECER

Además de una jornada de playa, aquí también podrás empaparte de sus viejas historias y leyendas.

Esquinzo ha sido, desde época prehispánica un lugar de rituales mágicos. El hecho de su cercanía con la montaña de Tindaya, ha incrementado la presencia de mitos y leyendas. Tampoco hay que olvidar que, es muy probable, que la palabra Esquinzo provenga del vocablo aborigen Esquén. Los esquenes o efequenes eran puntos de encuentro de los mahos, en el que realizaban diversos rituales. De hecho, en los llanos de Esquinzo quedan todavía restos de uno de estos Esquenes. 

La Cueva de las Damas – Historias y leyendas de la playa de Esquinzo.

En el acantilado costero, a la izquierda de la desembocadura del barranco de Esquinzo, todavía podemos ver la boca de la Cueva de Las Damas, y encima de ella, el denominado Corral del Caballo. Ambas construcciones son escenarios de cuentos populares, que tienen como protagonistas a personajes relevantes de Tindaya.

Según cuenta la tradición oral de Fuerteventura, en la Cueva de las Damas vivió Gines de Cabrera y su familia.

PLAYA DE ESQUINZO
PLAYA DE ESQUINZO

Ginés de Cabrera, era un pobre ganadero de Tindaya, que se había prometido en nupcias con una bella muchacha de la localidad. Su precaria situación económica no daba ni para pagar la dote, por lo que tuvo que emigrar, y buscar fortuna en otras tierras. Ella, a su vez, le aseguró que lo esperaría y que no se casaría con otro hombre. Sin embargo, pasado los años y viendo que no recibía noticias de su amado, los padres de la muchacha decidieron casarla con otro hombre. 

El día de la boda, entre la amada de Ginés y su nuevo  pretendiente, Ginés de Cabrera se dirigió al pueblo a galope, montado en su corcel. Entró en la iglesia y raptó a la muchacha que estaba en el altar a punto de casarse.

La pareja se instaló en la Cueva de las Damas. Allí criaron a sus siete hijos.

Los más viejos de Tindaya aseveran que este personaje existió realmente, y que, Ginés de Cabrera murió al despeñarse por el acantilado, mientras cogía pardelas.

El Corral del Caballo, es una estructura de planta circular con funciones ganaderas, ubicado justo encima de la Cueva de las Damas. Su denominación proviene, según el acervo popular, de ser este el lugar donde Ginés de Cabrera guardaba su caballo. 

Preguntas frecuentes sobre la Playa de Esquinzo:

PLAYA DE ESQUINZO
PLAYA DE ESQUINZO

 

¿Se puede acceder en vehículo hasta la playa de Esquinzo?

Sí, hay una pista de tierra que conecta El Cotillo con Tindaya. Ten cuidado y conduce con prudencia. La zona cuenta con un rústico pero funcional aparcamiento. Para acceder a la playa tendrás que bajar por una pequeña senda.

¿Se puede hacer nudismo en la Playa de Esquinzo?

Sí, la playa de Esquinzo, por estar apartada de los enclaves más turísticos, es una de las playas más demandadas por las personas que practican nudismo.

¿Se puede pescar en la Playa de Esquinzo?

Sí, se puede hacer tanto pesca submarina como pesca con caña.

¿Es peligroso el baño en la Playa de Esquinzo?

En toda la costa occidental de Fuerteventura predomina el fuerte oleaje. Extrema las precauciones y no te alejes de la orilla.

¿Hay servicio de socorrismo en la Playa de Esquinzo?

No, no hay servicio de socorrismo en Esquinzo. Ten presente que en caso de accidente, los servicios de emergencia tienen que desplazarse desde varios kilómetros, por pistas de tierra. No pongas tu vida en peligro, ni la de los demás.

¿Se puede visitar la Cueva de las Damas?

Antiguamente había una senda que llegaba hasta la boca de la cueva. En la actualidad para visitar la Cueva de las Damas, es necesario bajar con material de escalada, al haberse desprendido la vereda que posibilitaba su acceso.

 


Deja una respuesta