El AGUA EN FUERTEVENTURA 💧

ROSA DEL TARO

Esta mañana me he encontrado con una sorpresa nada grata. Cuando me disponía a ducharme, ¡¡No había agua!!.

 

Pensé, no pasa nada, mientras llega voy preparando el primer café de la mañana. Mi sorpresa fue mayúscula, al abrir el grifo de la cocina y cerciorarme de que no salía ni un hilillo. Suerte que tenía mi garrafa de 8 litros a mano, y pude hacerme ese revitalizador café. Esta anécdota nos hizo reflexionar sobre la importancia de lo cotidiano, del agua. También ha dado pie a que hoy escribamos sobre el agua en Fuerteventura.

 

De todos es sabido que la Maxorata es la isla más árida de Canarias, y que no cuenta con embalses activos. También, que actualmente la casi totalidad del agua, que corre por las tuberías de las casas majoreras, proceden de desaladoras. Pero, ¿cómo se las apañaban antaño, los habitantes de Fuerteventura?

 

El aprovechamiento del agua en Fuerteventura.

 

Fuerteventura cuenta, perdón, contó con agua suficiente para abastecer a sus habitantes durante gran parte del año. La isla disponía de un acuífero subterráneo y tenía casi 40 nacientes de agua, algunos de ellos muy importante, como el del barranco del Río Cabras. La Fuente del Río Cabras, era un naciente natural cerca de Casillas del Ángel, contaba con varias albercas: una de ellas para dar de beber a los camellos, otra para abastecerse de agua para las casas, y una tercera, para lavar la ropa. Una imagen impensable hoy en día.

 
LOS MOLINOS
LOS MOLINOS
 

Las crónicas de la conquista de Fuerteventura (siglo XV), nos dan una imagen diferente de la isla actual. En estas crónicas se pueden leer frases tan singulares como:v  

“en cuatro o cinco sitios se encuentran arroyos con suficiente corriente de agua dulce para que puedan moler molinos.”

 

E incluso:

 

“las fuentes son hermosas, vivas y corrientes”.

 

Desde entonces, en cada época se han desarrollado diversas técnicas para extraer el agua de Fuerteventura, dando origen a un paisaje salpicado de gavias, nateros, maretas, cadenas, alcogidas y molinos. Muchas de las casas tradicionales majoreras conservan sus antiguos aljibes, pozos, y norias. Además, en toda las casas habían “destiladeras”, un ingeniocanario que sirve para filtrar el agua.

 

¿Dónde está mi agua?

 

El agua en Fuerteventura no era abundante pero sí suficiente para la población que albergaba la isla. La implantación, desde el siglo XIX, de molinos para la extracción de agua del subsuelo fue el principio del declive. En menos de 80 años se perforaron casi 2500 pozos. Esto unido a la nefasta gestión del agua, la creación de cultivos de regadío y la sobrexplotación de los acuíferos, ocasionaron una mayor concentración en sales en el agua y que esta dejara de ser potable.

 
POZOS DE AGUA EN LA MONTAÑA DE LA MUDA
POZOS DE AGUA EN LA MONTAÑA DE LA MUDA

De la cultura ancestral del agua a la creación de desaladoras.

 

El siglo XX trajo aparejado un aumento poblacional y una mayor demanda de agua. El acuífero natural ya no daba más de sí. Así que se traía el agua desde otras islas, en barcos. Primero se utilizaron unos pequeños vapores llamados “correillos”. Una vez que arribaba un barco al muelle de Puerto del Rosario, Puerto Cabras por aquel entonces, una pequeña falúa tendía una manguera desde la costa a la embarcación. El agua era traspasada a un aljibe que había cerca del Muelle Chico, propiedad de los Castañeyra.

   
CORREILLOS
CORREILLOS
 

Después los aguadores eran los encargados de ir vendiendo el agua por las casas. A mediados del siglo XX el agua era traída en buques cisternas de la Armada española, que fondeaban en Puerto del Rosario. El agua se transportaba a los aljibes y depósitos municipales. Y, a pesar de que la mayor parte de ese agua era donada, por otras islas e instituciones, para que fuese distribuida gratuitamente, las autoridades majoreras cobraban a los vecinos por ese agua, tan necesaria y escasa.

El boom turístico, de finales de los años 60, incrementó la demanda de agua de manera exponencial. Se buscó una solución industrial. En 1969 se puso en funcionamiento la primera desaladora-potabilizadora de Fuerteventura. Este ingenio separa las sales disueltas del agua marina, mediante diversos procesos físicos y químicos, y la convierte en “potable”. Desde entonces corre por las tuberías de nuestras casas un trocito del mar majorero.

 
DESALADORA DE FUERTEVENTURA
DESALADORA DE FUERTEVENTURA

Preguntas frecuentes sobre el agua deFuerteventura:

¿Es recomendable beber el agua del grifo?

Aunque las técnicas que utilizan las desaladoras, para potabilizar el agua del mar, son punteras, lo cierto es que las infraestructuras que van desde la desaladora hasta las casas son muy antiguas y deficientes. No recomendamos beber el agua del grifo.

¿Se puede cocinar con el agua del grifo?

Sí, no hay ningún problema en utilizar agua del grifo para cocinar, siempre y cuando esta llegue a hervir.

¿Para beber hay que comprar agua embotellada?

Por desgracia sí.

¿Por qué los cortes de agua son constantes en algunas partes de la isla?

El CAAF es el organismo público, responsable de la distribución del agua en Fuerteventura. Los cortes de agua se deben, fundamentalmente, a que durante décadas no se han realizado las inversiones necesarias para que tengamos una infraestructura adecuada.

Deja una respuesta